<

Porque creemos que la cerveza debe
volver a su origen..., ser natural.

La Ley de la pureza (Reinheitsgebot en alemán) fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera.
Se establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua, cebada malteada y lúpulo.
Se cree que es la primera regulación legal de un alimento. En la ciudad de Ingolstadt, junto al río Danubio.

Cebada Malteada

La malta se usa para fabricar cerveza, whisky y vinagre de malta. Los granos malteados desarrollan las enzimas que se necesitan para convertir el almidón del grano en azúcar. La cebada es el cereal malteado más común, debido a su alto contenido en enzimas. Se pueden maltear otros granos, aunque la malta resultante puede que no tenga el contenido enzimático suficiente para convertir su propio contenido de almidón completa y eficientemente.

lúpulo

Actualmente, en la elaboración occidental, el aditivo principal que se utiliza para hacer de contrapeso (de equilibrante si se prefiere) al dulzor de la malta de cebada es el lúpulo (Humulus lupulus). Para la cerveza se utiliza la flor hembra sin fecundar. El ácido del lúpulo (ácidos a) tiene un suave efecto antibiótico contra las bacterias Gram positivas. Además, el lúpulo hace que la espuma de la cerveza sea más estable, ayuda a conservar su frescor, es la causa de la estimulación del apetito que produce la cerveza y le confiere otras propiedades.

Levadura

La elaboración de cerveza se divide a grandes rasgos en dos procesos principales: el primero corresponde a la conversión del almidón de un cereal en azúcares fermentables por acción de las enzimas que se encuentran en la malta y la posterior fermentación alcohólica de los mismos por la acción de la levadura. Los productos de su metabolismo son CO2 y alcohol, ambos necesarios en una cerveza.

Nuestras cervezas

Weissbier*

(Tapa blanca)

Vocablo alemán que significa "cerveza blanca", o también Weizenbier que significa "cerveza de trigo", porque en su composición puede haber hasta un 50% de malta de trigo, el resto es malta Pilsner. Es una cerveza rubia, ligeramente ácida, de aspecto blanquecino debido a la turbidez y con una abundante espuma, puede tener aromas a clavo, vainilla o banana, dependiendo de la temperatura a la que ha fermentado. Es muy refrescante, de graduación y sabor suaves, adecuadas para beber todo el año. Es originaria del sur de Alemania, de Baviera.

India Pale Ale*

(Tapa amarilla)

Con la necesidad de transportar cerveza a las tropas y civiles ingleses establecidas en la India, el Sr. George Hodgson, durante la década de 1790, modifica la receta original de una cerveza ale pálida, mas clara que una o una porter, elevando el nivel de alcohol, que creaba un medio hostil para los microorganismos, y de lúpulo para inhibir el crecimiento de las bacterias productoras de acidez. Hay que recordar que los métodos de pasteurización (1864) y refrigeración (cargas refrigeradas 1890) no habían sido descubiertos.

Aroma a lúpulo (floral, terroso o frutado típicamente) de moderado a moderadamente alto, aunque la intensidad del cáracter a lúpulo es usualmente menor que en las versiones americanas. Un aroma moderado a caramelo o a malta tostada es común. Puede estar presente un frutado de bajo a moderado. De color ámbar dorado a cobre claro, aunque la mayoría son de color ámbar pálido a ámbar medio con un tinte anaranjado. Debe ser cristalina, aunque las versiones sin filtrar pueden ser un poco turbias. Buena espuma blancuzca que persiste. Sabor a lúpulo de medio a alto, con un amargor de moderado a marcado. El sabor del lúpulo debe ser similar al aroma (floral, terroso, frutado, y/o ligeramente herbal). El sabor a malta puede ser de medio-bajo a medio-alto, pero debe ser perceptible, placentero y que mantenga el carácter del lúpulo. La malta debe mostrar un carácter inglés y ser similar a pan, bizcocho, tostado, toffee y/o caramelo. A pesar del carácter sustancial a lúpulo típico de estas cervezas, tienen el suficiente sabor a malta, cuerpo y complejidad para lograr un balance adecuado. El acabado es de medio a seco, y el amargor perdura en el retrogusto y no debe ser áspero.

(BJCP)

Abadía*

(Agotada)

(Tapa marrón)

Una ale Trapense de profundo rojocobrizo, moderadamente fuerte, maltosa, compleja, con ricos sabores de malta, ésteres a frutas oscuras o secas, y ligero alcohol mezclados juntos en una presentación que aunque maltosa termina bastante seca. Aroma: Complejos y ricamente dulces aromas a malta, posiblemente con toques a chocolate, caramelo y/o tostado (pero nunca aromas torrados o quemados). Sabor: Cualidades similares al aroma. Complejo sabor de malta medio a medio-pleno que aunque ricamente dulce en el paladar, termina moderadamente seco. Historia: Originada en los monasterios de la Edad Media, fue revivida a mediados del 1800 después de la era Napoleónica.

(BJCP)

Irish Red Ale*

(Tapa roja)

Cerveza de color ámbar a cobre rojizo profundo. Cristalina. Baja espuma, de color blancuzco a canela. Con sabores moderados a malta caramelo, dulce, ocasionalmente con un carácter a mantequilla tostada o a caramelo toffee. Termina con un ligero gusto a grano torrado, que proporciona la característica sequedad al acabado. Generalmente sin sabor a lúpulo, pero en algunos ejemplos pueden tener un ligero sabor a lúpulos ingleses. Amargor medio-bajo, aunque el discreto uso de granos torrados puede incrementar la percepción de amargor a un rango medio. Acabado de medio-seco a seco.

(BJCP)

Belgian Golden Strong Ale*

(Agotada)

(Tapa dorada)

Cerveza compleja en cuanto a aroma, con una significativa tendencia a fruta, moderado a especias, y bajos a moderados aromas a alcohol y lúpulo. Los ésteres traen reminiscencias a frutas livianas como peras, naranjas o manzanas. Moderado aroma a fenoles especiados, a pimienta. Se encuentra usualmente presente un bajo a moderado (pero distintivo) carácter floral y perfumado del lúpulo utilizado. Los alcoholes son suaves, especiados, perfumados y de baja a moderada intensidad. El color es amarillo a dorado medio. Buena claridad. Efervescente. Espuma blanca densa, masiva, persistente, la cual deja el típico lazo belga cuando desaparece. Una combinación de sabores frutados, especiados y alcohólicos, complementados por un suave carácter a malta. Los ésteres traen reminiscencias a peras, naranjas o manzanas.

(BJCP)

French Saison*

(disponible a partir del 30 de Abril)

(Tapa verde)

Las Saison son una cerveza ale de granja, originarias de Valonia, la parte francófona de Bélgica. Normalmente se describe como una cerveza rústica, agraria, pues era un componente esencial de la vida en las granjas. La razón reside en que en las zonas de origen era muy complicado a veces conseguir agua potable, por lo que la cerveza era una buena alternativa sanitaria. Se percibe en seguida un nivel alto de dulzura procedente de la fruta, con un de bajo a moderado aroma a lúpulo y un aroma moderado a especias y alcohol. La combinación de sabores especiados y afrutados se apoya en el carácter un tanto suave de la malta, en una presencia de baja a moderada de alcohol y en el tono agrio. Una atenuación extremadamente alta le da un gusto final seco muy característico. Además, el sabor afrutado que se percibe es frecuentemente cítrico. Para conformar el bouquet de esta cerveza de granja, se le ha añadido miel natural.

(BJCP)

Smoked beer*

(disponible a partir del 30 de Abril)

(Tapa azul)

Es una cerveza muy clara, con una importante, cremosa y sabrosa espuma de color crema a canela. Color de ámbar medio o cobre claro a marrón oscuro.

Aroma: Mezcla de aromas ahumados y a malta, con un balance y una intensidad variables.

Sabor: Generalmente se ajusta al perfil de aromas, con una mezcla de ahumado y malta variables en balance e intensidad, aunque siempre complementarias.

Historia: Una histórica especialidad de la ciudad de Bamberg, en la región de Franconia en Bavaria, Alemania. Se utiliza malta ahumada con madera de haya para hacer una lager ámbar del estilo de la Märzen. El carácter ahumado de la malta varía según el malteador; algunas cervecerías producen su propia malta ahumada (Rauchmalz).

(BJCP)
*Toda cerveza de característica artesanal al tener fermentación secundaria en la botella, puede tener sedimento. Este sedimento son levaduras, necesarias para gasificar de modo natural.